El Design Thinking es una metodología para la resolución creativa de problemas que pone al ser humano y sus necesidades en el centro del proceso, basándose en la empatía. Cualquier persona, empresa u organización puede utilizarlo para aprovechar su potencial creativo y desarrollar habilidades según las exigencias del mercado competitivo actual. Es la metodología utilizada por Apple, Google, Toyota y otras muchas empresas para innovar.

El Design Thinking nos pide que sigamos un camino diferente (método), que utilicemos herramientas diferentes, y que pensemos de manera diferente (mentalidad). El método se compone de cuatro fases esenciales e interdependientes: la investigación, el diseño, la experimentación y la activación. Las mentalidades que se desarrollan durante la adopción e implementación de esta metodología son:

  • Poner al ser humano en el centro del proceso
  • Colaboración radical
  • Suspender el Juicio
  • Iterar a través del proceso
  • Contar historias
  • Experimentar para aprender
  • Tendencia a la acción

El Design Thinking es especialmente útil a la hora de resolver problemas, generar nuevos productos y servicios, desarrollar mejores experiencias o trabajar en planes de negocio.

Para cotizar una consultoría o taller de Design Thinking, favor contactarme a soyjess@jesspazos.com