¿Cuántas veces le has puesto un ‘pero’ a tus ideas? Un pero que te detiene y no deja que sigas con tus planes.

Quizás deseas emprender, cambiar de trabajo, mudarte, tener otro hijo, desarrollar un nuevo proyecto… Pero… Siempre hay un ‘pero’.

En estos últimos años he trabajado tanto con individuos como con empresas con proyectos excepcionales, grandes deseos de cambio e ideas estupendas, pero con miedo a dar el paso definitivo a la acción.

¿Sabes cómo les he ayudado? Enseñándoles el proceso creativo; llevándoles por un paso a paso que les permite enfrentar sus miedos, superar el fracaso y diseñar sus ideas.

Todo esto a través del Design Thinking

El Design Thinking es una metodología para la resolución creativa de problemas que pone al ser humano y sus necesidades en el centro del proceso, basándose en la empatía. Cualquier persona, empresa u organización puede utilizarlo para aprovechar su potencial creativo y desarrollar habilidades según las exigencias del mercado competitivo actual. Es la metodología utilizada por Apple, Google, Toyota y otras muchas empresas para innovar.

El Design Thinking nos pide que sigamos un camino diferente (método), que utilicemos herramientas diferentes, y que pensemos de manera diferente (mentalidad). El método se compone de cuatro fases esenciales e interdependientes: la investigación, el diseño, la experimentación y la activación. Las mentalidades que se desarrollan durante la adopción e implementación de esta metodología son:

  • Poner al ser humano en el centro del proceso
  • Colaboración radical
  • Suspender el juicio
  • Iterar a través del proceso
  • Contar historias
  • Experimentar para aprender
  • Tendencia a la acción

El Design Thinking es especialmente útil a la hora de resolver problemas, generar nuevos productos y servicios, desarrollar mejores experiencias o trabajar en planes de negocio.

Para cotizar una consultoría o taller de Design Thinking, favor contactarme a soyjess@jesspazos.com