Hace algunos días me entrevistaron para un vídeo online dirigido a emprendedores. Una de las preguntas que me hicieron fue en torno a los hábitos que debemos practicar para fortalecer nuestra capacidad creativa. Con una gran sonrisa en la cara contesté con prontitud: ¡para ser más creativos basta con ducharnos todos los días! Sí, así como lo lees. ¿Te explico? ¡Con gusto!

Dale descanso a tu cerebro

Ducharnos, como realizar cualquier otra actividad que no requiera de mucho esfuerzo mental o físico de nuestra parte, nos ayuda a liberar el cerebro de obligaciones dándole espacio para generar ideas. Lo mismo pasa cuando hacemos otras tareas repetitivas que no requieran mucho pensamiento, como caminar, bordar, tejer, colorear, fregar platos, etc. Nuestro cerebro queda liberado del rigor de hacer algo para lo que requiera demasiada concentración y puede entrar en ese proceso creativo de generar ideas. El secreto está en identificar esas ideas, anotarlas y luego trabajar en ellas, pues una idea no sirve de nada sin acción.

Las ideas y la atención relajada

Entonces, te recomiendo que busques momentos de atención relajada en los que puedas generar ideas sin mucho esfuerzo. Y, ¿qué es atención relajada? Es un punto medio entre un estado de meditación -en donde tratamos de despejar la mente de pensamientos- y el enfoque de láser que utilizamos para resolver problemas matemáticos.  Es tener el problema que queremos resolver en algún archivo del cerebro, pero no como nuestro pensamiento principal.

Por ende, si sientes que no avanzas en la resolución de un problema, o si las ideas simplemente no llegan, no fluyen, tómate unos veinte minutos y entra en ese estado de atención relajada, ya sea caminando, tomando una ducha u organizando tu cartera.

Otro buen momento para entrar en este estado de atención relajada es cuando recién te despiertas. En lugar de salir corriendo tan pronto suena la alarma, usa este tiempo para escuchar esos pensamientos que yacen entre los sueños y la realidad. Puede que ahí encuentres soluciones a tus problemas.

El mensaje central es claro: a la creatividad hay que dedicarle tiempo, y viviendo a la prisa no lograremos generar esas ideas que nos ayudarán a resolver problemas y a innovar en nuestros trabajos, emprendimientos o proyectos personales. Si bien siempre digo que la creatividad requiere valentía, también te digo que, para ser creativos, tenemos que ser personas optimistas, relajadas y desenfadadas. Cuando nuestra mente se despreocupa es cuando realmente se ocupa. ¡Inténtalo!

Como coach de creatividad ayudo tanto a individuos como empresas a desencadenar su potencial creativo para que logren resolver problemas, generar ideas e innovar. Para coordinar una sesión conmigo escríbeme a soyjess@jesspazos.com o agenda una cita AQUÍ.

One thought on “Una ducha de creatividad

Leave a Reply to Cynara Gonçalves Cancel reply